Home The Ocean Race THE OCEAN RACE. THE OCEAN RACE ANUNCIA UNA NUEVA INICIATIVA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO
The Ocean Race

THE OCEAN RACE. THE OCEAN RACE ANUNCIA UNA NUEVA INICIATIVA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

THE OCEAN RACE

THE OCEAN RACE ANUNCIA UNA NUEVA INICIATIVA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

CAMBIO CLIMÁTICO 23 ABR 2021

The Ocean Race tiene como objetivo hacer que la próxima edición de su regata de vuelta al mundo en 2022-23 sea beneficiosa para el clima. El evento de vela, reconocido como la mayor prueba para un equipo en mundo del deporte, anuncia este movimiento como parte de una ambiciosa iniciativa para el cambio climático y una pieza clave en su trabajo para proteger y restaurar los mares.

Esta iniciativa aborda la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) relacionadas con la regata junto con un programa de actividades diseñado para crear un impacto positivo. La iniciativa no se limita a las operaciones de la organización de la regata, sino que además guía e inspira a todos aquellos con los que trabaja el evento de vela para que también influyan positivamente en el clima, incluidos los equipos, las ciudades que albergan el evento, los patrocinadores de la regata y los proveedores oficiales. La iniciativa también se extiende más allá de los seguidores directos de la regata para llegar a nuevas audiencias, desde escolares hasta responsables políticos, con el fin de impulsar la acción climática.

El anuncio llega el Día de la Tierra, un movimiento global para impulsar acciones positivas para el planeta. Este año, el día se centra en la crisis climática y la destrucción del medio ambiente y la necesidad de restaurar el planeta Tierra.

Anne-Cécile Turner, directora de sostenibilidad de The Ocean Race, afirmó: “Los mares saludables son fundamentales para toda la vida en la Tierra, pero se encuentran en un momento crítico. Estamos decididos a hacer todo lo posible de nuestra mano para ayudar. Es un gran desafío que seamos positivos para el clima en los próximos 18 meses, pero tenemos la oportunidad de tener un impacto significativo a escala mundial, y lograr lo extraordinario es algo que está en nuestro ADN. El deporte tiene el poder de acelerar el cambio y no tenemos tiempo que perder”.

Estos son algunos de los elementos clave del programa:

  • CIENCIA EN EL MAR: Durante The Ocean Race en 2022-23, varios equipos recopilarán datos sobre el estado de los mares como parte de una colaboración innovadora entre los regatistas y las organizaciones de investigación oceánica. Además de medir los microplásticos en el agua, los barcos recabarán datos sobre el CO2, la temperatura en la superficie del mar y la salinidad, indicadores del cambio climático. Las mediciones de CO2 se envían al Atlas de dióxido de carbono de la superficie oceánica (SOCAT), que aporta esos datos al presupuesto mundial de carbono, una evaluación anual de CO2 que informa los objetivos y predicciones para la reducción de carbono. El programa científico se ampliará aún más durante la regata de 2022-23, en la que habrá más barcos capturando datos de partes del océano muy difícilmente accesibles para la investigación científica.
  • GUARDIANES DEL OCÉANO: además de trabajar con los regatistas para recopilar valiosos datos científicos en el mar, The Ocean Race cuenta con un programa de sostenibilidad dedicado a ayudar a los equipos a reducir su impacto. La amplia gama de iniciativas abarca desde el requisito de que un mínimo del 20% de la energía a bordo provenga de fuentes renovables (como la energía hidroeléctrica, solar y eólica), hasta el conocimiento del cambio climático y las pautas y herramientas de la sostenibilidad. Se anima a los regatistas a convertirse en guardianes del océano, que no solo reducen, miden y compensan su impacto, sino que animan a sus patrocinadores y aficionados a hacer lo propio.
  • THE OCEAN RACE SUMMITS: reuniendo a actores internacionales del mundo del gobierno, la ciencia, la industria, las ONG, los medios de comunicación y el deporte, incluida la navegación, The Ocean Race Summits tienen como objetivo ayudar a impulsar soluciones en torno a algunas de las principales causas del deterioro de nuestros mares, incluido el cambio climático. El siguiente de la serie de congresos, The Ocean Race Summit Europe, se llevará a cabo en junio.
  • SEDES: Durante la regata, los equipos hacen escala en diez ciudades de todo el mundo. En cada destino se monta un Race Village para albergar a los equipos, invitados y millones de aficionados. El objetivo es que todos los Race Villages funcionen con energía 100% renovable durante la próxima edición y que todos los elementos del lugar sean lo más sostenibles posible. También se anima a cada ciudad a asumir compromisos y tomar medidas sobre el clima y otros problemas importantes que afectan al océano.
  • CHAMPIONS FOR THE SEA: El galardonado programa de aprendizaje de The Ocean Race para niños de 6 a 12 años ha ayudado a más de 160.000 niños en más de 54 países a comprender una de las principales amenazas para el océano, la contaminación por plásticos, y lo que se puede hacer para combatirla. El mes que viene se lanzarán nuevos recursos que presentarán el importante papel que juega el océano en nuestro clima.
  • TALLERES DE INNOVACIÓN: Los talleres de innovación de The Ocean Race reúnen a un grupo de expertos para abordar desafíos específicos que afectan la vela de competición y la salud de los océanos. Como parte de esta iniciativa, hay una serie de talleres de construcción de barcos sostenibles para involucrar a la industria en la medición de los impactos del CO2 y compartir las mejores prácticas para acelerar su reducción.
  • CARBONO AZUL: The Ocean Race apoya proyectos que no solo eliminan gases de efecto invernadero, sino que también ayudan a restaurar los ecosistemas oceánicos y proporcionan un hábitat apropiado para la vida marina. Los proyectos, que han abordado casos como la restauración de manglares en Myanmar, ayudarán a equilibrar las inevitables emisiones de carbono de la regata.

Como organización de la regata, The Ocean Race será beneficiosa para el clima al final de la próxima edición en 2023 y habrá reducido las emisiones de gases de efecto invernadero a casi la mitad.

CIUDAD DEL CABO 2021 22 29 NOV 19

The Ocean Race ha detectado que se podrían lograr reducciones de GEI de hasta un 45% en la próxima regata en comparación con la edición de 2017-18. Este objetivo se lograría mediante una logística eficiente en los eventos, maximizando la energía renovable y una gestión cuidadosa de los recursos, incluidos los materiales, los alimentos, los desechos y el agua. Ser «climáticamente positivo» significa reducir más emisiones de GEI de las que se producen. El estado positivo para el clima será posible mediante la adopción de un enfoque restaurador en la compensación de carbono más que en la huella de GEI, idealmente a través del enfoque en el carbono azul emergente, combinado con el impacto positivo acumulado de la promoción climática de la regata.

Durante la anterior edición, las emisiones de los organizadores representaron un tercio de las emisiones totales de la regata, y el resto provinieron de los equipos, patrocinadores e invitados.

Anne-Cécile Turner añadió: “Para que The Ocean Race tenga un impacto positivo en el clima para 2022-23, necesitamos que nuestras naciones, patrocinadores y equipos de regatas se unan a nosotros en este viaje. La mayoría de estas partes interesadas están dando pasos positivos en la acción climática y estamos en el buen camino para lograr nuestro objetivo. La colaboración es la clave para proteger y restaurar el océano. Continuaremos aprovechando las oportunidades que se nos presenten para impulsar la acción siempre que podamos».

La iniciativa apoya los compromisos globales y los objetivos basados ​​en la ciencia para limitar el calentamiento global a 1,5 grados, alineados con el Acuerdo de París. The Ocean Race también se ha unido a la Iniciativa Deportes para la Acción Climática de las Naciones Unidas, como parte de una respuesta colectiva de la industria del deporte con el compromiso de tomar medidas sobre el cambio climático durante una década de acción dedicada a restaurar los mares.

El programa de sostenibilidad de The Ocean Race «Racing with Purpose» está respaldado y desarrollado en colaboración con el patrocinador principal 11th Hour Racing.

The Ocean Race tiene como objetivo hacer que la próxima edición de su regata de vuelta al mundo en 2022-23 sea beneficiosa para el clima. El evento de vela, reconocido como la mayor prueba para un equipo en mundo del deporte, anuncia este movimiento como parte de una ambiciosa iniciativa para el cambio climático y una pieza clave en su trabajo para proteger y restaurar los mares.

Esta iniciativa aborda la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) relacionadas con la regata junto con un programa de actividades diseñado para crear un impacto positivo. La iniciativa no se limita a las operaciones de la organización de la regata, si no que además guía e inspira a todos aquellos con los que trabaja el evento de vela para que también influyan positivamente en el clima, incluidos los equipos, las ciudades que albergan el evento, los patrocinadores de la regata y los proveedores oficiales. La iniciativa también se extiende más allá de los seguidores directos de la regata para llegar a nuevas audiencias, desde escolares hasta responsables políticos, con el fin de impulsar la acción climática.

El anuncio llega el Día de la Tierra, un movimiento global para impulsar acciones positivas para el planeta. Este año, el día se centra en la crisis climática y la destrucción del medio ambiente y la necesidad de restaurar el planeta Tierra.

Anne-Cécile Turner, directora de sostenibilidad de The Ocean Race, afirmó: “Los mares saludables son fundamentales para toda la vida en la Tierra, pero se encuentran en un momento crítico. Estamos decididos a hacer todo lo posible de nuestra mano para ayudar. Es un gran desafío que seamos positivos para el clima en los próximos 18 meses, pero tenemos la oportunidad de tener un impacto significativo a escala mundial, y lograr lo extraordinario es algo que está en nuestro ADN. El deporte tiene el poder de acelerar el cambio y no tenemos tiempo que perder”.

Estos son algunos de los elementos clave del programa:

CIENCIA EN EL MAR: Durante The Ocean Race en 2022-23, varios equipos recopilarán datos sobre el estado de los mares como parte de una colaboración innovadora entre los regatistas y las organizaciones de investigación oceánica. Además de medir los microplásticos en el agua, los barcos recabarán datos sobre el CO2, la temperatura en la superficie del mar y la salinidad, indicadores del cambio climático. Las mediciones de CO2 se envían al Atlas de dióxido de carbono de la superficie oceánica (SOCAT), que aporta esos datos al presupuesto mundial de carbono, una evaluación anual de CO2 que informa los objetivos y predicciones para la reducción de carbono. El programa científico se ampliará aún más durante la regata de 2022-23, en la que habrá más barcos capturando datos de partes del océano muy difícilmente accesibles para la investigación científica.

GUARDIANES DEL OCÉANO: además de trabajar con los regatistas para recopilar valiosos datos científicos en el mar, The Ocean Race cuenta con un programa de sostenibilidad dedicado a ayudar a los equipos a reducir su impacto. La amplia gama de iniciativas abarca desde el requisito de que un mínimo del 20% de la energía a bordo provenga de fuentes renovables (como la energía hidroeléctrica, solar y eólica), hasta el conocimiento del cambio climático y las pautas y herramientas de la sostenibilidad. Se anima a los regatistas a convertirse en guardianes del océano, que no solo reducen, miden y compensan su impacto, sino que animan a sus patrocinadores y aficionados a hacer lo propio.

CAMBIO CLIMÁTICO 3 23 ABR 2021

THE OCEAN RACE SUMMITS: reuniendo a actores internacionales del mundo del gobierno, la ciencia, la industria, las ONG, los medios de comunicación y el deporte, incluida la navegación, The Ocean Race Summits tienen como objetivo ayudar a impulsar soluciones en torno a algunas de las principales causas del deterioro de nuestros mares, incluido el cambio climático. El siguiente de la serie de congresos, The Ocean Race Summit Europe, se llevará a cabo en junio.

SEDES: Durante la regata, los equipos hacen escala en diez ciudades de todo el mundo. En cada destino se monta un Race Village para albergar a los equipos, invitados y millones de aficionados. El objetivo es que todos los Race Villages funcionen con energía 100% renovable durante la próxima edición y que todos los elementos del lugar sean lo más sostenibles posible. También se anima a cada ciudad a asumir compromisos y tomar medidas sobre el clima y otros problemas importantes que afectan al océano.

CHAMPIONS FOR THE SEA: El galardonado programa de aprendizaje de The Ocean Race para niños de 6 a 12 años ha ayudado a más de 160.000 niños en más de 54 países a comprender una de las principales amenazas para el océano, la contaminación por plásticos, y lo que se puede hacer para combatirla. El mes que viene se lanzarán nuevos recursos que presentarán el importante papel que juega el océano en nuestro clima.

TALLERES DE INNOVACIÓN: Los talleres de innovación de The Ocean Race reúnen a un grupo de expertos para abordar desafíos específicos que afectan la vela de competición y la salud de los océanos. Como parte de esta iniciativa, hay una serie de talleres de construcción de barcos sostenibles para involucrar a la industria en la medición de los impactos del CO2 y compartir las mejores prácticas para acelerar su reducción.

CARBONO AZUL: The Ocean Race apoya proyectos que no solo eliminan gases de efecto invernadero, sino que también ayudan a restaurar los ecosistemas oceánicos y proporcionan un hábitat apropiado para la vida marina. Los proyectos, que han abordado casos como la restauración de manglares en Myanmar, ayudarán a equilibrar las inevitables emisiones de carbono de la regata.

Como organización de la regata, The Ocean Race será beneficiosa para el clima al final de la próxima edición en 2023 y habrá reducido las emisiones de gases de efecto invernadero a casi la mitad.

The Ocean Race ha detectado que se podrían lograr reducciones de GEI de hasta un 45% en la próxima regata en comparación con la edición de 2017-18. Este objetivo se lograría mediante una logística eficiente en los eventos, maximizando la energía renovable y una gestión cuidadosa de los recursos, incluidos los materiales, los alimentos, los desechos y el agua. Ser «climáticamente positivo» significa reducir más emisiones de GEI de las que se producen. El estado positivo para el clima será posible mediante la adopción de un enfoque restaurador en la compensación de carbono más que en la huella de GEI, idealmente a través del enfoque en el carbono azul emergente, combinado con el impacto positivo acumulado de la promoción climática de la regata.

Durante la anterior edición, las emisiones de los organizadores representaron un tercio de las emisiones totales de la regata, y el resto provinieron de los equipos, patrocinadores e invitados.

Anne-Cécile Turner añadió: “Para que The Ocean Race tenga un impacto positivo en el clima para 2022-23, necesitamos que nuestras naciones, patrocinadores y equipos de regatas se unan a nosotros en este viaje. La mayoría de estas partes interesadas están dando pasos positivos en la acción climática y estamos en el buen camino para lograr nuestro objetivo. La colaboración es la clave para proteger y restaurar el océano. Continuaremos aprovechando las oportunidades que se nos presenten para impulsar la acción siempre que podamos».

La iniciativa apoya los compromisos globales y los objetivos basados ​​en la ciencia para limitar el calentamiento global a 1,5 grados, alineados con el Acuerdo de París. The Ocean Race también se ha unido a la Iniciativa Deportes para la Acción Climática de las Naciones Unidas, como parte de una respuesta colectiva de la industria del deporte con el compromiso de tomar medidas sobre el cambio climático durante una década de acción dedicada a restaurar los mares.

El programa de sostenibilidad de The Ocean Race «Racing with Purpose» está respaldado y desarrollado en colaboración con el patrocinador principal 11th Hour Racing.

¿Qué significa ser ‘climáticamente positivo’?

Ser ‘climáticamente positivo’ significa reducir más emisiones de GEI de las que se producen.

Lograremos este objetivo mediante la inversión en la restauración de proyectos que logren capturar carbono, mejorar la biodiversidad y sean socialmente beneficiosos.

Invirtiendo en soluciones basadas en la naturaleza centraremos nuestra atención en proyectos de carbono azul, como en lechos de algas marinas, bosques de manglares y kelp. Apoyaremos una combinación de proyectos verificados de compensación y participaremos con contribuciones a comunidades comprometidas con proyectos de conservación y restauración.

FUENTE Y FOTOS:

THE OCEAN RACE

Author

Jose Ramón Louro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *